Con la llegada de Johan Cruyff al banquillo azulgrana, las pre-temporadas del primer equipo tenían lugar en Holanda –Papendal- pero en tiempos pretéritos el club había optado por destinos más cercanos como Andorra en los años 80. En aquél tiempo era frecuente visitar el País del Principado con la intención de surtirse de víveres como azúcar, mantequilla, chocolate y también de productos tecnológicos como walkmans, equipos de alta fidelidad y reproductores de formatos Beta, 2000 y VHS, … pues hete aquí que tras una estadía veraniega algunos jugadores adquirieron un buen número de estos aparatos y al pasar por la aduana y ser inquiridos por agentes de la “benhemerita” sobre el qué portaban en aquellas grandes cajas, uno de los integrantes del plantel, el simpático Esteban Vigo Benítez respondió: Nadaaa !! comida para pajaritos Los reproductores fueron requisados y la vuelta a Barcelona de Esteban, llamado “Boquerón” se hizo larguísima ante el malestar general que había propiciado con su ingenua respuesta. Un auténtico crack el ex jugador del Barça y Real Málaga.

…Y qué gran jugador fue. Cómo celebré el tercer gol contra el Madrid en la Liga de Venables!

 

Anuncios